Primero los cavernícolas y la precariedad, después los tiranos y el sometimiento, luego los abogados y el orden social... cuidado, vienen los ingenieros comerciales... Vayan buscándose una cueva!